Postal desde el mercado

23082014-P1130910

Hoy fui al mercado. Quería saldar una deuda pendiente conmigo de tomar fotos ahi. SIgue pendiente porque, gracias a Murphy, empezó a llover, a nublarse y los colores se fueron de paseo, escondidos bajo los paraguas y los toldos de plástico negros. De todas formas, algo salió, vale como primera aproximación al mercado. Lo cierto es quise compartir un poquito de esta mañana que olió a parchitas y guayabas y cachapas y piñas… y asfalto mojado.

Anuncios

Buen día… Un cafecito?

31052014-P1130381

Nada como un cafecito hecho con amor para empezar el dia. Amor ajeno o amor propio… lo que importa es ese calorcito que baja por la garaganta y hace sentir que puede ser un buen dia. Aunque tu gata no te haya hecho el café por trillonésima vez y hayas tenido que pararte a hacertelo tu misma y la taza no sea tan bonita y glamorosa como esta… da lo mismo. Que tengas buen día.

… el amarillo del sol es un poco azafranado…

14082011-DSC00369

 

Oriente es la tierra donde
amanece más temprano
y a las seis ya los paisanos
se regresan de la mar
alegres pues el peñero
viene cargado de peces
y un pájaro hace las veces
de guardador nacional.

Y es que en Oriente, mi hermano,
la mar tiene otro color
y el amarillo del sol
es un poco azafranado,
el aire es menos pesado
y la luna es una flor
que perfuma con amor
a quien está enamorado
por eso a Oriente, cuña’o,
lo llevo en mi corazón.

En la playa las mujeres,
buenas mozas y sonrientes,
hacen monerías decentes
por rebajar al pagar
un jurel, dos corocoros
y una hermosa catalana
comienza así la mañana
bajo un cielo singular.

Oriente – Henry Martínez

Hoy amanecí nostálgica de ese paraiso… y quise compartirlo contigo. A veces como que amanece uno con oriente en el corazón y todo sabe a mar y a horizonte y a esa luz maravillosa y esa sensación de libertad y de posibilidades… Bueno, eso… un beso. Yo

Tempo

01052014-P1120324

 

Tac… Tac… Tac… Tac…. No sé si lo que más me gusta de este metrónomo es quedarme hipnotizada viendolo o los recuerdos que me trae.  Mi tía estudiendo en la casa de mis abuelos, cualquier cantidad de conciertos de Telemann (Tal vez no tantos, pero eso es lo que recuerdo), Tardes de lluvia en Caracas, olor a tierra mojada… Y anoche decidí probar, despues de mucho tiempo con ganas de hacerlo, a iluminar sólo con una linterna… Sospecho que descubrí un nuevo amor. Ahora si entiendo lo que es pintar con luz.

 

De vuelta

P1120017

Cuando empezamos acordamos que sería una correspondencia en imágenes, postales virtuales que viajen contándonos lo que ocurre. Imaginemos que se desliza en un sobre bajo tu puerta, abres el sobre y sacas esta postal. En su reverso dice: Tenía mucho tiempo sin agarrar la cámara, así como mucho tiempo sin escribir(te). Gracias a unos amigos la vuelvo a agararrar y, es curioso como funciona la memoria, cada click, me recuerda a ti. Especialmente éste, que me llegó por sorpresa en el Jardín Botánico. Me di la vuelta y ahí estaba, ahí estabas. No podía dejarla pasar y te la envío para que sepas que estoy de vuelta. Un abrazo. Yo

Geografías (nuevas preguntas para llegar a destino)

Geografías (nuevas preguntas para llegar a destino)

Buenos Aires tiene la valiosa capacidad de inspirarme. Cada rincón de su geografía me ofrece imágenes imborrables, sin embargo, es encerrado entre ciertas paredes donde encuentro la luz, el motivo, el momento preciso sin antes y después… ése momento del que tanto escribió y habló Cartier-Bresson.
Pensándolo hoy, desde Rosario, el momento decisivo podría ser aquel en el que el universo parece detenerse y es tu alma el que hace un sonoro “click”. Click, preservo un momento, ya para siempre. Click, el corazón arde y la vida pulsa hasta llegar al dedo que a su vez pulsa el obturador. Click, todo el espectro lumínico del cosmos se agolpa en tus ojos y no ves otra cosa que no sea esa luz, ésa con la que escribirás un párrafo más en la historia humana, ésa que estás empleando para traducir en imagen lo que tus palabras no alcanzan a decir. Click… click.
Buenos Aires me ha dado momentos de mucha luz. En esta última vuelta, hace unas semanas atrás, mis ojos recorrieron una y otra vez las muestras de Bob Gruen, Fernando Botero y Adriana Lestido. De las tres exposiciones, la de Lestido me generó incontables preguntas, impensables sensaciones, urgentes deseos de fotografiar. De las preguntas sembradas, algunas han sido respondidas, otras que están en proceso de encontrar respuestas y otras más que probablemente no serán pronunciada sino que se convertirán en el punto de partida de nuevos recorridos.
Y hoy es un momento en el que parece que ciertas preguntas regresan, se actualizan…
“¿Qué te impulsa a fotografiar? ¿Qué quieres decir? ¿Por qué fotografías eso -lo que estás fotografiando- y no otra cosa?”
Fotografiar ha sido la única manera en la que puedo traducir-me, el único puente que puedo tender entre mi adentro y mi afuera. Lo que quiero decir… quiero decir amor, quiero decir vida, quiero decir mundo, quiero decir viaje… camino, arrugas, colores, tonos, sonidos, texturas, sensaciones, estremecimientos, recuerdos, memoria, sabores, palabras , preguntas, países, familia, maravillas, posibilidades, elementos, lenguaje, metalenguaje… quiero decir.
Eso fotografiado es la condensación del deseo.
Eso fotografiado es elegido para darle voz a lo que no habla.
Eso fotografiado es la respuesta a ciertas preguntas.
Eso fotografiado es la conexión con el mundo. Con la vida.
Preguntar ¿Por qué fotografiar?, es lo mismo que preguntar ¿Para qué respirar?

Etiquetado , , , , , , , , , ,

La memoria

memoria-2

La memoria, pienso, debe tener  forma redonda.

En composición, lo circular contiene; muestra, genera mayor atracción visual, llevando la mirada del espectador hacia su contenido, hacia lo que está dentro del círculo.

Científicos han demostrado que las personas, cuando estamos perdidos, naturalmente caminamos en círculo, a menos que el sol o la luna nos haga de guía (o una brújula o un GPS, ¡por supuesto!).

¿Y la vida? Famosa frase aquella que dice: “¡Las vueltas que da la vida!”

Pero la memoria… Volvemos una y otra vez, desde distintas distancias, a ciertos lugares.

Sin memoria, los recuerdos felices no tendrían dónde habitar. Sufriríamos un éxodo de caramelos, fotografías, videos, canciones, aromas, sabores, texturas, sensaciones… Y también sin memoria, muchas de las grandes tragedias humanas se repetirían.

Entonces ¿no es acaso la memoria un gran sol redondo que lleva luz dónde más lo necesitamos?

Le memoria es redonda. Sin duda.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

Pepe

Lo intenté. Pero el mundo visto a través de un macro es tan lindo, que no puedo resistirme por mucho tiempo. (Ni quiero resistirme, a quién quiero engañar…)

Etiquetado

Ventanas

image

Desde siempre he atesorado ventanas: desde las que miro y las que mi mirada atraviesa. Las que guardan historias, las que guardan secretos… Y las de viaje. Mi favorita es la de los autobuses, tal vez porque todo se mueve en dirección contraria y a la misma velocidad en la que me desplazo o tal vez por la quietud que envuelve a esas casitas que están a las orillas de todas las carreteras del mundo. Esas casitas que impávidas parecen ignorar el paso del tiempo.
Una de las noches más estrelladas que he visto en mi vida, la vi desde el asiento raído de un autobús interurbano y algunos de los atardeceres más hermosos han tenido el sonido de un gran motor como hilo musical.
Esta noche, entre Piriápolis y Rosario algo se desplaza queriendo guardar toda la luz y todo el silencio: soy yo, viajando en un ómnibus que tiene wifi y con el celular en la mano.

Etiquetado , , , , , , , ,

Tuercas. Roscas. Clavos

Image

De pequeña tuve el privilegio de jugar en la trastienda de una ferretería: la del señor Senior (aunque suene redundante, ése era su apellido) y recuerdo que lo que más me gustaba eran las cajas de plomos. De todos los tamaños, perfectamente redondos, rodaban por los suelos con su pesado color gris, abriendo surcos limpios entre tanto polvo, formando carreteras por donde luego -soñaba yo-  atravesaría una interminable hilera de hormigas llevándose pedacito a pedacito el caramelo que les dejaba bajo la alacena (igualmente gris) a donde iban a parar de nuevo las cajas llenas de plomitos.

En otro país, en otra ciudad, en otro tiempo ya, me doy cuenta que la memoria es un gran regalo y el mejor albúm de fotografías.

Etiquetado , , , , , , , , ,